Seguro te enteraste de que el 20 de octubre de 2022 la diputada federal por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Susana Prieto Terrazas, planteó una iniciativa de ley a partir de la cual se busca reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales, así como volver obligatorio que las personas trabajadoras gocen de dos días de descanso por cada cinco laborales. 

Se trata de una propuesta que busca modificar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de descanso, un hecho que no sucede desde 1917. Esta iniciativa reformaría el apartado A del Artículo 123, con lo cual se beneficiaría especialmente a los grupos más vulnerados y explotados en el ecosistema laboral, tal como lo son las personas trabajadoras de la maquila, quienes sobreviven bajo jornadas extenuantes de hasta 12 horas diarias.  

En entrevista con Betty Aválos, la dirigente de la Colectiva de Mujeres Rosa Luxemburgo aseguró que:

“Cada vez hay más personas con problemas de estrés, que se derivan de los ritmos acelerados, de las largas jornadas laborales que tenemos y eso afecta mucho nuestra salud física y mental. Pensamos que de aprobarse esta reforma también estaríamos contribuyendo a mejorar la salud de las personas, o por lo menos estaríamos haciendo un esfuerzo para lograrlo”. 

 

☝🏼¿Por qué es importante una reforma de este tipo? 

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país con la mayor cantidad de tiempo invertido en el trabajo, con un promedio de 2,137 horas al año por persona. Mientras la media de la agrupación es de 1,726 horas anuales.   

Actualmente, la tendencia que se observa en el mundo es que la jornada laboral sea de 32 horas en lugar de 40. Según datos de la OCDE, al ser México el país con jornadas más extensas, las personas trabajadoras dedican menos tiempo a actividades esenciales para una vida digna, tales como el cuidado personal y el ocio.  

En línea con datos de la misma organización, este hecho perjudica no solo la salud física y emocional de las y los obreros, sino que también disminuye la productividad. En caso contrario, cuando los tiempos laborales bajan, se observa una mejora en la calidad de vida, se reduce la fatiga laboral, incrementa la eficiencia, se observa una reactivación económica por incremento en el consumo debido a que las personas tienen más tiempo libre para comprar y se da un aumento en la producción.  

 

✅¿A quiénes beneficia? 

Sin duda es una iniciativa pensada por y para los grupos que sobreviven en el ecosistema laboral bajo las condiciones más precarias. De esta forma, aplicaría específicamente en los casos de quienes trabajan seis o más días a la semana, con jornadas de más de ocho horas.  

 Rogelio Gómez, director de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, en conversación con Arropa, explicó que la importancia de los cambios que reforman directamente la constitución es que, aunque parezcan pequeños a simple vista, son modificaciones con una mirada macro que generan un efecto dominó en la mejora del resto de condiciones. 

Para Rogelio, es de suma importancia comprender que toda mejora debe pensarse integralmente, es decir: reducir las horas laborales va de la mano con aumentar los salarios, pagar horas extras, generar empleos con prestaciones y condiciones dignas, etc. No es una cosa u otra, sino un paquete unificado de exigencias que es importante conseguir “cueste lo que cueste”.  

Por su parte, Betty Aválos señala la relevancia de esta clase de iniciativas para la vida de las mujeres, quienes injustamente se hacen cargo de las labores del hogar y de cuidados, lo cual implica una carga de trabajo invisibilizada y no remunerada. Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística (Inegi), 31,7 millones de personas de 15 años y más brindaron cuidados a integrantes de su hogar en 2022. De esta población, 75.1 por ciento correspondió a mujeres.  

Es por ello que, para Betty, cada nueva reforma debe avanzar hacia acciones complementarias como buscar que los trabajos de cuidados se distribuyan equitativamente, para que, al reducir la jornada laboral, las mujeres usen ese tiempo en sí mismas y no en hacerse cargo de otras personas. 

 

🛑Avances y trabas 

Esta iniciativa ha tenido un avance lento y rodeado de controversias. La cronología es así:  

1.– En abril de 2023, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley.  

2.- En lugar de avanzar a Pleno, la iniciativa se llevó a un parlamento abierto donde se escucharon las posturas de los actores involucrados. Sin embargo, no se llegó a un consenso para darle salida a la reforma en el periodo ordinario de sesiones. 

3.-La conclusión del parlamento abierto es que todos los diputados están de acuerdo con la reducción de la jornada laboral, pero buscarán aprobarla mediante una “reserva consensuada”, la cual implica incorporar las dos principales exigencias del sector empresarial: gradualidad y sectorización al aplicar la reforma. 

4.– El 18 de diciembre de 2023 se creó el Comité de Trabajo de Días de Descanso Laboral integrado por diputados de todos los grupos parlamentarios, representantes del sector patronal, de gremios de trabajadores y del Gobierno Federal con el fin de coadyuvar, hasta marzo de 2024, en los trabajos legislativos de esta reforma, y así lograr un acuerdo que integre la “reserva consensuada”. 

 

📅¿Qué esperamos?  

Por ahora hay dos fechas que es importante anotar en el calendario: 

  • 10 de febrero de 2024: frente a las trabas observadas en el avance de la reforma, Susana Prieto Terrazas llamó a una manifestación pacífica nacional para luchar por la aprobación de la iniciativa. 
  • Marzo de 2024: se reanudarán los trabajos legislativos para obtener un consenso y pasar la reforma al Pleno de la Cámara de Diputados.  

** 

Si quieres saber más sobre este y otros temas relacionados con la defensa de los derechos laborales, te invitamos a revisar la sección de Publicaciones de Arropa.  

** 

 TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Acción ciudadana frente a la pobreza y el camino hacia el salario digno.

Colectiva de Mujeres Rosa Luxemburgo: una apuesta feminista por la dignidad de las mujeres trabajadoras.