La región norte del país podría ubicarse como el epicentro de las oportunidades de crecimiento en la industria de la indumentaria durante el 2024, de acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, Emilio Penhos Mougrabi. Esto debido al impulso económico generado por el nearshoring.

Pero, vamos por partes: ¿Qué es el nearshoring?

El nearshoring se refiere a la reubicación operativa de empresas globales. Una de las características de esta estrategia es que busca localizar sus fábricas en espacios cercanos a la empresa matriz y con zonas horarias semejantes. 

Esta práctica es hermana del offshoring, con la cual se tercerizan las operaciones en regiones donde los costos son muy reducidos, como es el caso de Asia. El problema del offshoring surgió en la pandemia, cuando las fábricas Chinas se vieron en la obligación de cerrar, y las cadenas de producción de las grandes empresas colapsaron ya que eran dependientes casi en su totalidad de las maquilas asiáticas. 

Luego de la lección aprendida, muchas compañías transnacionales optaron por buscar un plan b. Y fue así como nació el nearshoring que, al igual que el offshoring, es una manera de externalizar la producción en lugares donde los salarios e insumos son menores que en el país de origen. 

 

🤲 ¿En qué beneficia a nuestro país el nearshoring? 

Una de las características que hacen de México un destino deseable para el nearshoring es su cercanía con Estados Unidos. Además, los diferentes tratados comerciales del país a nivel internacional pueden aligerar los aranceles y hacen de este un territorio con importantes alianzas comerciales. 

Aunado a ello, los bajos costos laborales, las cadenas de suministro rápidas y seguras, así como la mano de obra calificada, lo vuelven un país atractivo. Y es gracias a estas características que diversas empresas encontraron en México una posibilidad para optimizar sus cadenas productivas. Esto representa una oportunidad de crecimiento económica sin precedentes.

De acuerdo con Emilio Penhos Mougrabi, la llegada de estas compañías, especialmente en la frontera norte del país, configura las potencias del comercio exterior, genera nuevos empleos y dinamiza las relaciones sociales, aumentando la población proveniente de otros países y orientando el consumo a lo local. 

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, gracias al nearshoring se espera que en 2024 se consolide la tendencia nacional dada en el 2022, cuando las exportaciones de prendas de vestir, al cierre de ese año, incrementaron en un 13 por ciento.

 

☝️¿Hay algún punto endeble en la ecuación?

Con el nearshoring las empresas tienen el control absoluto de su producción, pues relocalizan sus instalaciones para fabricar la totalidad, o algunas partes, del producto final con costes más baratos. Esto, sin duda, implica que nuestro país será atractivo siempre y cuando puedan abaratar la mano de obra nacional y continúen las violaciones a la debida diligencia que no son aceptadas en sus países de origen.

De acuerdo con Esmeralda Lázaro, de El financiero: “El nearshoring es un modelo industrial que aprovecha los bajos costos de producción y su cercanía con el mercado de consumo, pero que también depende de decisiones políticas, financieras e incluso de seguridad pública, lo que puede ser un desafío para México”.

Por su parte, la también periodista Bertha Martínez Cisneros, señala que “la adopción del nearshoring puede traernos un déficit en l fuerza laboral y un aumento en el costo de la vida en algunas regiones del país, al provocar un incremento en la desigualdad socioeconómica. También genera una mayor dependencia económica de los mercados internacionales y un impacto negativo en el medioambiente. Es crucial examinar críticamente estos efectos para abordarlos de manera efectiva y promover un desarrollo sostenible y equitativo en México”.

Esto, sin duda, demuestra que se trata de una oportunidad comercial y económica que debe regularse con el fin de cuidar el medioambiente y de monitorear que los derechos de las y los trabajadores sean respetados. De esta manera, se podrá buscar que la llegada del nearshoring a nuestro país realmente funcione para mejorar las vidas de las y los mexicanos. 

Y tú, ¿Qué piensas al respecto?

**

Si quieres saber más de este y otros temas relacionados con la industria indumentaria y los derechos laborales, puedes consultar nuestra sección de Publicaciones